Derechos de autor

Digamos que usted escribe un libro, publica un artículo científico o crea una obra de arte. Como creador en este escenario, al igual que en otros casos, usted está automáticamente protegido por los derechos de autor. Eso significa que otros no pueden publicar o reproducir su trabajo sin su consentimiento. En contraste con, por ejemplo, las patentes y las marcas, los derechos de autor no son derechos registrados. ¿Ha estado envuelto en una situación de infracción y plagio? Nuestros expertos saben cómo ayudarle a afrontar esto.

Los derechos de autor nacen automáticamente y terminan setenta años después de la muerte del creador. No es necesario registrar o deponer sus derechos de autor. Sin embargo, le recomendamos que añada  el carácter © a su trabajo, seguido del nombre del propietario de los derechos de autor y el año de su primera publicación. Esto deja claro a todos que usted reclama los derechos de autor.

i-Depot como prueba

Si usted se enfrenta con la infracción de su derecho de autor, podemos emprender medidas legales. En este caso, usted está siempre en mejor posición en la corte si tiene una copia certificada de su trabajo. Podemos hacer esto por usted en un llamado i-DEPOT. En este caso, se describe su trabajo en un documento, incluyendo un sello con la fecha, y se entrega a la Organización de Propiedad Intelectual del Benelux en La Haya. El I-Depot proporciona evidencia legal que le permite comprobar desde cuándo existe su creación.

Descargue nuestro folleto para obtener más información sobre los derechos de autor.

¿Desea saber más sobre derechos de autor? Por favor, póngase en contacto con Esther Lins